Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Web Oficial
Free Wi-Fi
Mi reserva
RESERVAR
Mejor Precio Garantizado
RESERVA AHORA
+
Fecha
habitaciones
Adultos:
Niños:
2 habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación
Turismo
Sant Pere del Bosc Hotel & Spa
Conoce los rincones más emblemáticos de Cataluña
Hotel Sant Pere del Bosc & Spa se encuentra en una ubicación privilegiada, tanto por estar rodeado de naturaleza y en un complejo de gran valor arquitectónico, como por su proximidad a los puntos más atractivos de la región.

El hotel se encuentra a tan solo 15 minutos de Lloret de Mar, una de las localidades más concurridas de la célebre Costa Brava, donde podrás disfrutar de las playas y el paisaje litoral mediterráneo.

Así mismo, Hotel Sant Pere del Bosc se sitúa a menos de una hora de las ciudades de Barcelona y Girona, que cuentan con una gran cantidad de atractivos turísticos y una singular arquitectura que merece la pena descubrir.
Sant Pere del Bosc
El santuario de Sant Pere del Bosc es un templo que forma parte del Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Cataluña y que tiene sus orígenes en una ermita del siglo XI.

Tras sucesivas reformas y ampliaciones, el santuario es hoy un complejo arquitectónico en el que predomina el estilo modernista catalán, y en el que se pueden diferenciar diferentes áreas.

La iglesia, de estilo neogótico, cuenta con un alto campanario que destaca a primera vista tanto por su forma espigada como por sus tejas de vidrio pintadas. Adosado a la capilla, se encuentra la que fue la casa de Nicolau Font, el “indiano” más representativo de Lloret de Mar, y que en el siglo XIX dedicó gran parte de sus ganancias obtenidas en América a construir un asilo para las personas necesitadas, reformando el antiguo monasterio de San Pere. En esta estancia, caracterizada por sus arcos y ventanales, se encuentra hoy el restaurante que, en homenaje a Font, recibe el nombre L’Indià.

El resto de las instalaciones, restauradas bajo la dirección el célebre arquitecto modernista Josep Puig i Cadafalch, albergan las habitaciones y servicios del hotel. Además, Puig i Cadafalch dotó al complejo de diferentes monumentos, como el oratorio a la Mare de Déu, el Ángel y la Cruz de Término.
Lloret de Mar
A apenas 15 minutos en coche de Sant Pere del Bosc Hotel & Spa, se encuentra Lloret de Mar. Esta localidad es muy frecuentada por los turistas que buscan las playas, el sol y el ambiente de la Costa Brava. Además de las numerosas playas y calas y el paseo marítimo, en Lloret podrás conocer gran cantidad de construcciones indianas y modernistas, como la iglesia de Sant Romà o el cementerio, y disfrutar de la calma y la naturaleza en los Jardines de Santa Clotilde.

Para muchos, la mejor manera de conocer este rincón de la Costa Brava es recorrer los caminos de ronda. Estos itinerarios, a menudo de piedra y protegidos por vallas o muros bajos, recorren el literal permitiendo contemplar las playas y los bosques, con la flora y fauna típica del Mediterráneo. Por estos caminos podrás acceder a miradores, faros y calas escondidas a las que solo es posible llegar a pie.
Barcelona
La capital de Cataluña se encuentra a tan solo 80 kilómetros del Hotel. Barcelona destaca por la diversidad de sus barrios, su cultura palpitante y la singularidad de su arquitectura.

Una caminata por el Passeig de Gràcia basta para empaparse de la esencia modernista con las casas Lleó Morera, Amatller, Batlló y la famosa Pedrera. Pero, sin duda, el monumento más imprescindible de Barcelona es la Catedral de la Sagrada Familia. La obra inacabada de Gaudí sorprende al visitante por su originalidad arquitectónica y sus ornamentaciones únicas.

La riqueza patrimonial de Barcelona se plasma también en el Barrio Gótico, donde además de la Catedral y la Plaça Nova, se hallan los restos de una muralla romana, el Ayuntamiento, la Generalitat y la impresionante basílica de Santa María del Mar.

Para los amantes de la gastronomía, es obligada la visita a La Rambla y el mercado de San José, popularmente conocido como La Boquería, con una superficie de más de 2.500 metros de cuadrados donde se pueden encontrar todo tipo de productos frescos.

La montaña de Montjuïc, el Museo Nacional de Arte de Cataluña, la Anilla Olímpica o el Palau Sant Jordi son otras de las visitas que no debes perderte cuando te acerques a la ciudad condal.
Girona
La ciudad de Girona permite recorrer más de 2.000 años de historia a través de sus calles y monumentos, entre los que podrás encontrar la fortaleza romana de Força Vella, del siglo I antes de Cristo, junto con edificios representativos de la arquitectura modernista y novecentista.

Merece la pena dar un largo paseo por el Barri Vell, o casco histórico, que cuenta con numerosos atractivos turísticos como el paseo de las antiguas murallas carolingias y medievales, uno de los barrios judíos mejor conservados de España, los baños árabes y la imponente catedral de estilo gótico.

Girona destaca también por estar recorrida por los ríos Ter, Güell, Galligants y Oñar, que dotan a la ciudad de una estructura característica y singular. A las orillas del Oñar, se encuentran las famosas casas colgadas, con sus fachadas coloridas que ofrecen una imagen pintoresca y alegre muy representativa de los pueblos Mediterráneos.